Programa Académico-Cultural 2022

En China dedican ofrenda a muralistas mexicanos

Gracias al conocimiento de las tradiciones, los públicos de México y China pueden entablar un diálogo multicultural.

Las puertas de la Embajada de México en China se abrieron al público residente en Beijing para visitar la ofrenda del Día de Muertos, la cual se montó en colaboración con la Sede de la UNAM en China.

En sintonía con la conmemoración por los 100 años del muralismo en México, este año la ofrenda se dedicó a algunos de los más destacados muralistas de nuestro país entre los que se encuentran Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, José Chávez Morado y Juan O´Gorman.

Además de conocer un poco sobre nuestras tradiciones, el público chino también apreció algunas de las obras que se encuentran en Ciudad Universitaria, ya que fueron desplegados vinilos en las paredes con las imágenes de algunos murales ubicados en edificios emblemáticos, como la Biblioteca Central o la Torre de Rectoría. Cada imagen es acompañada con un texto explicativo en chino y español.

La apertura de la ofrenda-exhibición fue presidida por Jesús Seade, el embajador de México en China, y en representación de la UNAM-China participó Pablo Mendoza, coordinador Académico y Cultural.

Posteriormente, se ofreció un concierto de música mexicana y los asistentes degustaron pan de muerto y chocolate caliente.

Las imágenes de los murales para instalar los vinilos fueron  proporcionadas por el Archivo Fotográfico «Manuel Toussaint» del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

La ofrenda estará abierta del 1 al 4 de noviembre con un cupo limitado, en seguimiento a las regulaciones locales para la prevención de la epidemia. Las entradas se agotaron a horas de abrirse el registro.

En China existe una identificación con el Día de Muertos, ya que ellos recuerdan a sus difuntos en abril, en el Festival de Qingming, o también conocido como el Día de Limpieza de Tumbas o Día de los Difuntos, una de las celebraciones más importantes en el calendario lunar chino.

Gracias al conocimiento de las tradiciones, los públicos de México y China pueden entablar un diálogo multicultural, que sobrepasa las barreras idiomáticas.

A %d blogueros les gusta esto: