Programa Académico-Cultural 2022

Concluye con éxito el primer Verano Puma en chino

Los participantes agradecieron a la Universidad , y a su sede en China, por abrir oportunidades de intercambio internacional.

Luego de completar tres semanas de clases, cerca de 40 alumnas y alumnos se convirtieron en la primera generación en concluir el Verano Puma en chino, un curso gratuito y en línea de inducción al idioma y la cultura de China, dirigido a estudiantes de bachillerato y licenciatura de la UNAM.

Los participantes se dividieron en dos grupos, y atendieron las sesiones en inglés, vía conexión remota por la mañana de China y en la noche de México.

El proyecto fue posible gracias a la colaboración entre nuestra Universidad y de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing (BFSU, por sus siglas en inglés), en el marco del 10° aniversario de la creación de la Sede de la UNAM en China. 

Como voluntarias para el desarrollo de las sesiones participaron cuatro profesoras: Wang Jingya, Wei Shuo, Pan Meiyu y Chen Yuxin, quienes a su vez estudian la carrera de Enseñanza de Chino para Extranjeros, bajo la coordinación de Su Chengyuan, responsable de la oficina de Admisiones de la Facultad de Negocios Internacionales de BFSU.

En la ceremonia de clausura virtual, Adalberto Noyola, director de la Sede en China, indicó que este proyecto se realiza con el fin de beneficiar a las y los universitarios, ya que fueron seleccionados 40 alumnos de entre una participación de más de 100, provenientes de 30 escuelas y facultades.

La participación rebasó las expectativas, por lo que ya se trabaja con BFSU para gestionar la apertura de más grupos para el próximo año, con el fin de beneficiar a un mayor número de estudiantes, tanto de bachillerato como de licenciatura, comentó Noyola.

“Queremos que se sigan interesando en China, tanto académica como culturalmente y, por qué no, en un futuro, profesionalmente”, expresó. 

Si bien por ahora la movilidad estudiantil presencial en China se encuentra suspendida debido a la pandemia, el Dr. Noyola exhortó a los alumnos a explorar en un futuro la oportunidad de continuar sus estudios en este país. 

“Nos gustaría verlos participando en algunos de los programas de movilidad que ofrece la UNAM, ya sea dentro de un año en que estén operativos”, refirió.

“El equipo de la Sede de la UNAM en China, les agradece a ustedes el haber respondido a la convocatoria para esta primera edición del Verano Puma en chino”, expresó.

Por su parte, los participantes agradecieron a la Universidad , y a su sede en China, por abrir oportunidades de intercambio internacional. 

En otro encuentro virtual, el Dr. Noyola felicitó a las profesoras por su participación y dedicación en compartir sus conocimientos con los los estudiantes de la UNAM. Para algunas de ellas esta fue su primera experiencia docente, y manifestaron su interés en seguir colaborando en las próximas ediciones del Verano Puma en chino.

Experiencias significativas

Al realizar un balance del curso, las y los alumnos coincidieron en calificarlo como dinámico, ameno e interesante. También destacaron el hecho de que las profesoras fueran jóvenes y nativas del chino, porque facilitó la comprensión de diversas expresiones idiomáticas, y conocieron aspectos de la cultura china. Asimismo, indicaron que esta experiencia les permitió compartir aspectos de la cultura mexicana.

A las y los futuros estudiantes interesados en participar en el Verano Puma en chino, les recomendaron ser curiosos y tener una mente abierta, prestar atención a las sesiones; así como tener un buen nivel de inglés, ya que las clases se imparten en este idioma.

“A mí me pareció un curso muy dinámico, las profesoras tenían partes de diálogo, gramática y materiales para escuchar. Las clases estuvieron muy amenas. En lo personal, para mí la cultura y el idioma chinos son completamente nuevos; el curso me despertó el interés por seguir estudiando y me abrió mis horizontes, y estoy agradecida porque se abran este tipo de cursos”, comentó Diana Calderón, alumna de la Facultad de Medicina. 

Jesús Ríos, alumno de la licenciatura en Química Farmacéutica de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, destacó que el tener el contacto con las personas nativas fue una gran oportunidad para conocer más sobre la cultura de China, sus festivales y las diferencias con México. Dijo que valora el haber participado en esta experiencia académica porque contribuye a su desarrollo profesional.

Massiel Meza, estudiante de Arquitectura de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, también agradeció la oportunidad de ser parte del curso. El hecho de que las profesoras fueran estudiantes jóvenes, como nosotros, permitió un mayor diálogo para mejorar las dinámicas de las clases, indicó.

Diego Saucedo, alumno de Derecho de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, observó que cuando se inicia en el estudio de otro idioma, comúnmente existen estereotipos, pero una vez adentrados en el idioma chino, y al conocer su pronunciación, es posible entender que no es tan difícil, sino que hay que practicarlo por un largo tiempo. Destacó que las clases fueron dinámicas y reconoció el profesionalismo de las profesoras, siempre dispuestas a explicarles las diferencias culturales e idiomáticas.

Aimeé Mandujano, alumna de la Escuela Nacional Preparatoria N°8 Miguel E. Schulz, opinó que fue una buena idea el que dos personas nativas del idioma chino dieran las clases, “ya que no sólo escuchas la pronunciación, tal como hablan con los distintos sonidos, también significa un enriquecimiento cultural (…). Todo fue muy interesante, no hubo una clase que no me gustara; fue una oportunidad fantástica y me siento muy agradecida por haber sido seleccionada”, expresó.

Dariana Villegas Bautista, alumna de Relaciones Internacionales de la FES Acatlán, refirió que ella tampoco había tenido la oportunidad de interactuar con personas nativas de China, por lo que la experiencia fue muy significativa. En su opinión, le gustaría que el curso se dividiera en cultura y en el idioma, ya que las clases son tan interesantes que no dan abasto para todo lo que le gustaría conocer. Reconoció el trabajo de las profesoras y también agradeció por esta experiencia.

Sariah Maya, alumna de la Facultad de Odontología, destacó que las profesoras fueron muy abiertas, pacientes y su inglés fue claro y pausado. “Aunque fue un reto para la mente escuchar las clases en inglés, escribir en chino y traducir al español, fue muy ameno manejar los tres idiomas”. También observó que la comunicación con las profesoras fue un reto. En China no hay acceso a redes como Facebook, Google o WhatsApp, ya que principalmente se usa WeChat, pero indicó lograron mantenerse en contacto a través del correo electrónico.  

Priscila Huerta, alumna del Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Azcapotzalco, también coincidió en que el hecho de que las profesoras fueran nativas del idioma y jóvenes, facilitó la interacción. “A pesar de que estamos en distintos lugares pensamos de forma similar. (…) el que las clases fueran en inglés también nos permitió poner en práctica este idioma. En mi caso, yo pienso estudiar Negocios Internacionales. Espero que en un futuro pueda tener una clase presencial”.

Antonia Rosas, alumna de la Facultad de Química recomendó equilibrar los contenidos de la parte cultural y del idioma, no obstante, reconoció que al tratarse de un curso introductorio se necesita de más tiempo para profundizar. Reconoció el trabajo de las profesoras y también le pareció una experiencia única el tratar con personas nativas del idioma.   

Con el Verano Puma en chino se busca motivar el interés entre los estudiantes para que realicen una movilidad estudiantil en el país asiático, así como promover el intercambio cultural entre jóvenes de ambos países, al tiempo que aprenden aspectos básicos del idioma.

¡Te esperamos en el 2023!

A %d blogueros les gusta esto: