Programa Académico-Cultural 2022

Conservatorio de China selecciona obra de alumno de la UNAM en concierto sobre La Ruta de la Seda

Erick Tapia estudia la carrera de Composición en la Facultad de Música

El Conservatorio Central de Música de China (CCOM, por sus siglas en inglés), seleccionó la composición de Erick Tapia, alumno de licenciatura de la Facultad de Música de la UNAM (FAM) para integrar el repertorio del concierto inaugural del Foro Internacional de la Alianza de Educación Musical-CCOM, cuyo eje temático fue La Ruta de la Seda.

Para este proyecto el CCOM convocó a estudiantes de universidades y conservatorios con los que tiene convenios.

Desde 2018, la FAM y el CCOM, con el apoyo y la vinculación de la Sede UNAM-China, renovaron su convenio de colaboración orientado a impulsar el intercambio académico y estudiantil en distintas áreas de estudio, así como la realización de diversos proyectos musicales.  

Erick Tapia, quien estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Composición, se enteró de la convocatoria gracias a uno de sus profesores. Escribió la obra siguiendo las bases: tenía que girar en torno a La Ruta de la Seda, ser una composición de 1 y hasta 10 instrumentos, e incluir al menos un instrumento tradicional chino.

Erick Tapia, alumno de licenciatura en Composición en la Facultad de Música de la UNAM

Tituló su composición como La buena tierra, prevista para 10 instrumentos; y optó por la pipa, un instrumento de cuerdas tradicional chino, por su versatilidad para interpretar diversos ritmos.

“Al ver documentales sobre la antigua Ruta de la Seda y el proyecto de China para impulsar una nueva Ruta de la Seda de acuerdos comerciales pensé cómo en México y Latinoamérica podemos transportar una historia paralela, tomando como elemento el concepto de territorio”, explicó Tapia en entrevista por videoconferencia con la Sede de la UNAM en China.

En lugar de presentar sólo elementos chinos, Erick Tapia trató de relacionar las identidades mexicana y latinoamericana. El resultado es una pieza que combina las tradiciones musicales china y mexicana.

“Para mí lo importante era llevar a México y a Latinoamérica a China: la obra se inspira en música china, pero se va transformando en una fiesta, ya que la pieza termina en un cuarto movimiento con una cumbia  al estilo de Los Ángeles Azules”, comentó el compositor.

Tapia también se inspiró en la novela La buena tierra, de la escritora Pearl S. Buck (1931), la cual narra la historia de tres generaciones de una familia de campesinos en la China imperial, y refleja el duro trabajo que enfrentan para sobrevivir y lograr la prosperidad.

“Ese libro cambió mi vida porque vi similitudes de cómo se vive en México y los deseos de salir adelante en circunstancias difíciles. Eso no lo entendí sino con el paso del tiempo”, comentó.

“El protagonista de la historia gana mucho dinero, pero está muriéndose. Al final no te vas a llevar nada, por ello trato de aplicar en mi filosofía el vivir la vida. Por mucho o poco que tengas, no todo es el trabajo”.

Para el alumno de la FAM esta forma de conceptualizar le ayudó en su composición, así como el hecho de que se encontraba en Colombia cuando escribió su obra, lo que le permitió retomar la idea de la hermandad latinoamericana.

“Lo que pasa con la Ruta de la Seda es similar al intercambio que puede darse con Colombia, o con China; ver las similitudes y también lo que nos hace diferentes en términos de identidad”, comentó.

 Encuentra similitudes entre la música china y la mexicana, ya que la primera también puede ser rítmica y festiva, además de que juega un papel importante en los eventos sociales. Su interés musical le llevó a adquirir una flauta china llamada dizi (flauta de bambú).

Para su composición, el reto era que la pipa tocara una cumbia. El alumno de la UNAM consideró que esto era posible, ya que al ver los conciertos del compositor Tan Dun, con acordes occidentales, identificó la versatilidad del instrumento chino.

“Durante mi investigación para la pieza detecté qué acordes de la música tradicional de la pipa son parecidos a los de la cumbia, aunque con una rítmica y un juego melódico distintos”.

Pero no fue la música su primer acercamiento con China, sino la literatura. Autores como el Premio Nobel, Mo Yan, así como la biografía de la emperatriz Cixi, y filmes como El último emperador de Bernardo Bertolucci, entre otros, le acercaron a la cultura china.  A Tapia también le atraen la arquitectura china, y lo que representa para él, el exotismo de los templos budistas y las pagodas, elementos que no existen en México, indicó.

Erick Tapia se convirtió en el primer alumno mexicano cuya obra es incluida en un concierto del CCOM, la más importante institución en China para el estudio musical.

El compositor mencionó que también fue un reto la comunicación con los profesores del Conservatorio. Debido a que todo se desarrolló a distancia, no pudo supervisar la ejecución de su pieza como le hubiera gustado, por lo que la interpretación de los músicos chinos quedó en una primera lectura. No obstante estas dificultades, Erick Tapia se convirtió en el primer alumno mexicano cuya obra es incluida en un concierto del CCOM, la más importante institución en China para el estudio musical.

El alumno de la UNAM confía en que una vez que se levante la contingencia sanitaria pueda viajar al país asiático para tener un intercambio con académicos y estudiantes del CCOM, con el fin transmitir su concepto musical y lograr que en China sientan el ritmo latino de la cumbia, incluido en La buena tierra.

Finalmente, agradeció a la Universidad, a sus profesoras y profesores de la Facultad de Música, así como a la Sede en China por la oportunidad de tener este acercamiento musical.

Entre algunos de los reconocimientos de Erick Tapia se encuentran el haber obtenido el primer lugar del Concurso Nacional para Orquesta Sinfónica #Estarmejor de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Panamericana y el Grupo Sohin, así como el haber sido becario del programa Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Primera lectura de la obra de Erick Tapia por parte de estudiantes del Conservatorio Central de Música de China
A %d blogueros les gusta esto: