Programa Académico-Cultural 2020

UNAM apoya iniciativas en favor de solidaridad internacional para combatir pandemia

Los participantes suscribieron una Declaración Conjunta en la que se hace un llamado a la solidaridad internacional para combatir la pandemia de Covid-19.

En la Universidad Nacional estamos en favor de iniciativas que promuevan la solidaridad, la igualdad social y el desarrollo de las capacidades de las personas, independientemente de divisiones políticas, y abogamos por derribar cualquier muro que obstaculice la libre circulación de ideas y la cooperación entre nuestras sociedades en el combate a la Covid-19 y cualquier enfermedad, declaró Francisco Trigo, titular de la Coordinación de Relaciones y Asuntos Internacionales de la UNAM (CRAI), en su participación en el Foro en Línea sobre Cooperación Global para Combatir la Covid-19.

En el evento, organizado entre otros por el Centro de Estudios para China y la Globalización y la Academia China de Ciencias Sociales, participaron 160 funcionarios y expertos de prestigiosas instituciones internacionales dedicadas a la investigación científica y las ciencias sociales de 48 países.

La UNAM fue la única representante de México y Latinoamérica, en su calidad de universidad invitada.

El coordinador de la CRAI, en su intervención vía remota en el panel “Cooperación global para combatir la epidemia: desafíos y oportunidades”, observó que es precisamente en tiempos de crisis cuando es más necesario construir espacios para la reflexión, el análisis y la investigación con el fin de generar conocimiento y encontrar soluciones innovadoras a los problemas que enfrenta nuestro mundo global e interconectado.

Mencionó que desde un mes antes de que se detectara el primer caso de Covid-19 en México, la UNAM ha desempeñado un papel fundamental en nuestro país en el desarrollo cientos de proyectos de investigación llevados a cabo por nuestras escuelas en todos los campos del conocimiento, en términos de prevención, atención médica y asesoría a instituciones gubernamentales.

Además, la Universidad contribuyó a la creación de hospitales temporales, equipos y dispositivos médicos, y brindó atención psicológica, legal y de género.

Se enfatizo en modelar la dinámica de la pandemia para orientar a la población con información fiable y oportuna para el cuidado de la salud, detalló el representante universitario.

También hemos colaborado con la comunidad internacional para compartir experiencias y conocimientos científicos, a fin de abordar los desafíos globales que enfrenta la Humanidad en medio de la pandemia, comentó Trigo, quien estuvo acompañado en la sesión virtual por Guillermo Pulido, director de la Sede de la UNAM en China.

Asimismo, el titular de la CRAI refirió que la UNAM se distingue por su sentido Humanista, por lo tanto, condena cualquier acto de discriminación, racismo o violencia de género que amenace la dignidad y el desarrollo de todas las personas, y bloquee el acceso a la salud pública para el tratamiento de ésta y todas las enfermedades.

Declaración Conjunta

Al término del Foro, los participantes suscribieron una Declaración Conjunta en la que se hace un llamado a la solidaridad internacional para combatir la pandemia de la Covid-19.

La declaración refiere que las principales enfermedades infecciosas son el enemigo común de la humanidad, y solo con solidaridad y cooperación la comunidad internacional puede superar la pandemia.

La declaración señala que el virus no conoce fronteras y la pandemia no distingue entre grupos raciales o étnicos.

“Compartimos el compromiso permanente de poner primero a las personas y sus vidas. Saludamos a todos los países que han tomado medidas activas y efectivas y han hecho grandes sacrificios para controlar la Covid-19 bajo sus particulares condiciones nacionales”, establece el documento.

La declaración señala que el virus no conoce fronteras y la pandemia no distingue entre grupos raciales o étnicos. La Covid-19 ha expuesto las debilidades tanto en los sistemas nacionales de salud pública como en la gobernanza global, y puede conducir a una creciente desigualdad.

En respuesta, la comunidad internacional debe trabajar en conjunto para construir una comunidad global de salud para todos, abordar conjuntamente los desafíos de una manera científica y racional, y fortalecer la solidaridad global. En la declaración conjunta se afirma el apoyo a la Organización Mundial de la Salud para liderar la cooperación internacional en el combate a la pandemia, e insta a la comunidad internacional a mejorar la cooperación y el intercambio de información en la prevención y el control de enfermedades.

También se aboga por el tratamiento de pacientes y la investigación médica para garantizar la igualdad de derechos a la vida y la salud, proporcionar más apoyo de material, técnico y personal a los países en desarrollo para mejorar sus respuestas a la emergencia sanitaria.

Del mismo modo, se habla de promover la recuperación económica, y rechazar todo tipo de discriminación y prejuicios que afecten a las personas. En la declaración se hace un llamado a la comunidad internacional para fortalecer la coordinación global de la investigación y el desarrollo, la fabricación y la distribución equitativa de las vacunas para la Covid-19, y asegurarse de que estén universalmente disponibles, y hacer todo lo posible para minimizar el impacto de la pandemia en la economía mundial.

Finalmente, se expresa un mensaje de unión para que cada institución contribuya a salvaguardar la salud y mejorar el bienestar humano con el fin de construir “una comunidad global de futuro compartido”.

Entre los participantes en el Foro y firmantes de la declaración conjunta, se encuentran Xie Fuzhan, presidente de la CASS, así como los ex primeros ministros de Japón, Fukuda Yasuo; de Australia, Kevin Rudd; de Croacia Stjepan Mesić; de Kirguistán, Djoomart Otorbaev; de Eslovenia, Danilo Türk y de Egipto, Essam Sharaf.

También participaron, entre otros, Ban Ki-moon, ex secretario general de la ONU, Pascal Lamy, ex director de la Organización Mundial de Comercio, Joseph Eugene Stiglitz, premio Nobel de Economía y profesor de la Universidad de Columbia y Zhong Nanshan, experto en epidemiología, quien fue el encargado de controlar la epidemia del SARS, en 2003, y cuyas recomendaciones han sido atendidas por el gobierno chino para controlar el brote de Covid-19. .

Imagen de Feng Yongbin/chinadaily.com.cn
Imagen de Feng Yongbin/chinadaily.com.cn

 

 

A %d blogueros les gusta esto: